• David Plaza
Teletrabajo
remotework workfromhome

Teletrabajo: Beneficios y nuevos retos.


No cabe duda de que la COVID-19 ha supuesto para las organizaciones empresariales la necesidad de adaptar sus infraestructuras y modelos operacionales a un nuevo paradigma laboral, protagonizado por el teletrabajo. Según recogen datos del INE, antes de la pandemia sólo el 4.8% de españoles trabajaba en remoto, muy lejos del 14% registrado en países como Finlandia o Holanda.

El Coronavirus ha acelerado este proceso y en la actualidad el trabajo en remoto se ha incrementado en España hasta el 60%. Los motivos de este espectacular ascenso, cabe centrarlos en la necesidad de continuidad de la actividad económica por parte de las empresas y en la de proteger a sus plantillas. En el caso del sector TIC, muchas empresas ya disponían de planes de conciliación diseñados para una aplicación de forma progresiva, de tal modo que su adaptación a este nuevo paradigma laboral ha resultado más natural y ha permitido a las empresas disfrutar de las ventajas que este nuevo sistema de trabajo ofrece.

Beneficios del teletrabajo

  • Reducción de costes.

    Cuando hay menos personas en la oficina, las empresas pueden condensar sus necesidades inmobiliarias para usar el espacio de trabajo de manera más eficiente.

  • Mayor satisfacción de los trabajadores.

    Factores como la reducción del tiempo de desplazamiento, la posibilidad de centrarse en sus tareas lejos de las distracciones de la oficina, así como lograr un mejor equilibrio entre la vida laboral y profesional con horarios más flexibles, mejoran notablemente la calidad de vida de los empleados.

  • Acceso al talento

    La eliminación de una localización concreta, abre la puerta a la búsqueda del talento. Si el profesional no precisa de estar físicamente en una oficina, la empresa puede acceder a los mejores profesionales sin ningún tipo de restricción geográfica. Eso no solo ayuda a la empresa a crear equipos altamente cualificados, sino también reducir tiempos para encontrar un colaborador idóneo para el puesto.

  • Reducción de la contaminación ambiental

    Las empresas de software tenemos un impacto ambiental mucho menor en nuestros procesos productivos, pero no somos ajenos al compromiso de respetar el medio ambiente. Reducir la emisión de gases contaminantes que emiten los vehículos durante los desplazamientos diarios a la oficina es un beneficio social que hay que poner en valor como una gran ventaja del teletrabajo.


Retos en la confección de equipos.

Hacer que un equipo en remoto funcione también conlleva grandes desafíos. Uno de ellos es elegir adecuadamente a tus colaboradores. Además de personas con los conocimientos en determinada tecnología, va a ser clave buscar perfiles con una serie de aptitudes y actitudes para desarrollar su trabajo de forma autónoma. He aquí, algunas claves:

  • Todoterrenos.

    Son aquellos capaces de sacar las tareas adelante incluso si trabajan desde una isla desierta. Evidentemente, el equipo siempre está ahí para aconsejar un enfoque o echar una mano en lo que sea necesario, pero tiene un gran valor contar con gente resolutiva. Es indiferente la tarea que tengan entre manos, ellos buscan la forma.

  • Pasión por la tecnología.

    Para algunos empleados puede ser desafiante el tener las ganas y la motivación necesarias para desarrollar el trabajo normalmente desde tu propia casa, donde las distracciones son frecuentes. Sin embargo, todo eso se diluye si realmente estás dedicado a algo que te motiva. Cuando tienes pasión por lo que haces, encuentras momentos de fluidez espontánea en los que sin esfuerzo alguno, surge una proactividad innata que hace aumentar tu creatividad lo cual es directamente proporcional a tu productividad.

  • Confianza.

    Incorpora al equipo gente en la que sepas que puedes confiar. No es recomendable monitorear y revisar si los objetivos de trabajo se cumplen. Esta actitud hará que tus empleados requieran tu continua instrucción y orientación, lo cual irá en detrimento del desarrollo de su capacidad para afrontar retos por sí mismos.


Si algo está claro es que el teletrabajo ha llegado y se va a quedar. La transparencia y la comunicación eficaz van a ser más importantes que nunca, para que este nuevo modelo laboral funcione. Esta nueva cultura promueve mejorar la experiencia laboral del empleado, ayudándole a conseguir su mejor desempeño gracias a una utilización más efectiva del tiempo, lo cual beneficia tanto al equipo como a la empresa.

¿Te gustó este post? ¡Compártelo!
Sobre David Plaza

Amante de la vida, vive y respira lo que hace. Apasionado por crear software y jugar al golf. ¿Al mismo tiempo? Tendrás que preguntarle.